VENCE TU ANSIEDAD. LA BIBLIA TE ENSEÑA

PROYECTO LUZ ON LINE

Ansiedad Angustia Proyecto Luz On Line
La biblia enseña vencer ansiedad y angustia
Vaya al Contenido
Sintomas > Ansiedad > Infancia
COMBATE LAS OBSESIONES
Vence la ansiedad y rompe sus cadenas
cuida tus hijos
cuida tus hijos
FOBIAS INFANTILES - MIEDO EN LA INFANCIA

FOBIAS EN LA INFANCIA

Miedos y Fobias infantiles
1.Mami: "No quiero ir a la escuela, me siento mal, me duele la panza"
2.Ma: "No quiero dormir sola en mi cama, tengo miedo. ¡No apagues la luz!"

La ansiedad es una emoción que surge cuando la persona se siente en peligro, sea real o imaginaria la amenaza. Es una respuesta normal y adaptativa que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de peligro.

Los tres tipos de temores más frecuentes en los niños son:
1. Miedo a los animales, Miedo a los daños físicos, Miedo a la separación de su madre. Estos miedos son normales y forman parte del desarrollo emocional del niño.
Edades y Miedos
  • 0 a 1año: Llanto ante estímulos desconocidos.
  • 2 a 4 años: Temor a los animales.
  • 4 a 6 años: Temor a la oscuridad a las catástrofes, y a los seres imaginarios (monstruos y fantasmas).
  • 6 a 9 años: Temor al daño físico o al ridículo por la ausencia de habilidades escolares y deportivas.
  • 9 a 12: años Miedo a los incendios, accidentes, a contraer enfermedades graves. Aparecen temor a conflictos graves entre los padres o al mal rendimiento escolar.
  • 12 a 18: años Temores relacionados con la autoestima personal (capacidad intelectual, aspecto físico, temor al fracaso) y con las relaciones sociales. Los miedos infantiles expuestos son frecuentes y pueden afectar hasta el 40-45% de los niños. Son normales, aparecen sin razones aparentes, están sujetos a un ciclo evolutivo desaparecen en el transcurso del tiempo, a excepción del miedo a los extraños que puede subsistir en la vida adulta como timidez.
Las fobias
El miedo es un primitivo sistema de alarma que ayuda al niño a evitar situaciones potencialmente peligrosas. El miedo a la separación es la primera línea de defensa; si se rompe esta entran en acción el miedo a los animales y a los daños físicos. Cuando los miedos infantiles dejan de ser transitorios hablamos de fobias. Las fobias son una forma especial de miedo con las siguientes características:
  • El miedo es desproporcionado con respecto a la situación que lo ocasiona.
  • El niño no deja de sentir miedo a pesar de las explicaciones.
  • El miedo no es específico de una edad determinada.
  • El miedo es de larga duración.
  • El niño no puede controlar a voluntad el miedo.
  • Interfiere considerablemente en la vida cotidiana del niño en función de las respuestas de evitación.
  • Las fobias infantiles aparecen con frecuencia entre los 4 y 8 años.
Trastornos de ansiedad en la infancia, y trastornos fóbicos:
Fobias específicas: interfieren en la vida cotidiana del niño. Su pronóstico es que tienden a remitir espontáneamente con el tiempo en períodos que van de 1 a 4 años.
  • Fobia a la oscuridad: puede producir una fuerte ansiedad por la noche en el momento de ir a la cama, así como rabietas y negativas a dormir fuera de casa.
  • Fobia a los perros: pueden negarse a visitar a un amigo que tenga perro en su casa.
  • Fobia a los médicos: puede impedir los controles preventivos, y dificultar la administración de tratamientos.
  • Fobia escolar: Se refiere al rechazo prolongado que un niño experimenta a acudir a la escuela por algún tipo de miedo relacionado con la situación escolar.
Es poco frecuente y tiende a darse entre 3-4 años o bien 11-12 años. Afecta a un mayor número de niños que de niñas. Su comienzo en niños es repentino. En los adolescentes es más gradual, de carácter más intenso y grave y con peor pronóstico. La fobia a la escuela viene precedida o acompañada de síntomas físicos de (taquicardia, trastornos del sueño, pérdida de apetito, palidez, náuseas, vómitos, dolor de cabeza) y de las consecuencias negativas asociadas a la escuela así como de una relación muy dependiente con la madre. El resultado es la conducta de evitación. La fobia escolar está asociada a la depresión y a una baja autoestima.
La Biblia trata este problema con profundidad y Justicia. Nos enseña como evitar al ansiedad, Temores, depresión y angustia en nuestros hijos:  Esta comienza por lo que todos conocemos:
  • "Hijos, Obedeced en el Señor a a vuestros padres".
  • "Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra,"

Y vosotros, Padres (y Madres): NO PROVOQUÉIS A IRA A VUESTROS HIJOS, SINO CRIADLES EN DISCIPLINA Y AMONESTACIÓN EN EL SEÑOR.
Tenemos una clara instrucción de como criar a nuestros hijos en disciplina y amonestación en el Señor. De igual manera que los hijos hemos de honrar a nuestros padres, también los padres reciben instrucciones de como criar a sus hijos. Por tanto, Los padres que desean ver a sus hijos fuertes y sanos, no les provoquen a ira ni al desanimo. la ansiedad y la depresión frecuentemente procede de una situación familiar sin valores, sin Dios, sin disciplina y sin el lazo que todo lo une: El Amor. Un niño con Temor y angustia, esta descubriendo la cruda realidad de la vida. Si en el hogar reina el griterío y las discusiones y las amenazas, el temor, la ansiedad y la angustia se alojan irremediablemente en su vida a temprana edad.

¿Cuáles son los síntomas de ansiedad?
Dependerá de la edad de desarrollo del niño y su capacidad para verbalizar los sentimientos. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer sin un patrón determinado. A veces, aparecen cuando se exponen a una situación específica, por ejemplo:
  • Síntomas psicológicos: Temor o ansiedad recurrente o persistente, crisis de pánico, rituales.
  • Síntomas somáticos: dolor de cabeza, dolor abdominal, nauseas, vómitos, sensación de ahogo, diarrea, taquicardia.
  • Síntomas motores: Agitación, nerviosismo, desobediencia, actitud oposicionista, tics ...
  • Trastornos del sueño: insomnio de conciliación, pesadillas. Reacción de huida o evitación de situaciones que pueden provocar ansiedad o temor.


Regreso al contenido