VENCE Y ROMPE SUS CADENAS
¿ TE GUSTARÍA ENCONTRAR UNA SALIDA?

ANSIEDAD DEPRESIÓN Y ANGUSTIA

Vaya al Contenido
Ansiedad
Síntomas de ansiedad y depresión
LuzOnLine aprende a vencer
TRASTORNOS DE ANSIEDAD

Los trastornos de la ansiedad, comprenden:
Ansiedad debida a sustancias.
Ansiedad debida a condición o enfermedad médica.
Ansiedad secundaria a otro Trastorno Mental.
Trastorno adaptativo con estado de ánimo ansioso.
Los síntomas son similares a los del Trastorno de Ansiedad Generalizada y en algunos casos a los del Trastorno de Pánico.

Las causas más comúnes son:


Ansiedad debida a sustancias:  
Causas más comunes son:
1.Ingesta excesiva de cafeína
2.Drogas de Adicción: cocaína, éxtasis, anfetaminas, marihuana, LSD
3.Abstinencia al alcohol o a benzodiazepinas (ansiolíticos)
4.Medicamentos: pseudoefedrina, fenilefrina, etilefrina, fenilpropanolamina, norepinefrina, salbutamol .

Ansiedad debida a condición o enfermedad médica
Causas más comunes son:
  1. Hipertiroidismo (hiperfunción tiroidea)
  2. Hiperfunción suprarrenal
  3. Hipoglucemia
  4. Feocromocitoma
  5. Prolapso de la válvula mitral
  6. Ansiedad secundaria a otro Trastorno Mental
  7. Trastorno de pánico (por ej. ansiedad o miedo a padecer una nueva Crisis de pánico)
  8. Trastorno obsesivo-compulsivo (por ej. ansiedad ante la posibilidad de ensuciarse o contaminarse)
  9. Fobias (por ej. ansiedad a pasarlo mal en público)
  10. Anorexia nerviosa (por ej. ansiedad provocada por el temor a engordar).
Un punto especial a destacar es la frecuente asociación de síntomas de ansiedad en pacientes que sufren de trastornos depresivos.

Trastorno adaptativo con estado de ánimo ansioso
En los tiempos en que nos toca vivir la ansiedad es un síntoma psíquico muy frecuente relacionado con el tipo de vida que llevamos, nuestras relaciones familiares (problemas con la pareja o los hijos), a nivel académico (problemas en la escuela o universidad) o laboral (falta de empleo, remuneración insuficiente, problemas con el jefe) y otros.
Combate el estrés y la ansiedad

Con algunas sugerencias prácticas:
Ríe: No te tomes tu vida tan seriamente. El sentido del humor ayuda a sobrellevar las preocupaciones al distraer la mente. La risa también produce enforfinas, las cuales disminuyen el dolor y dan un sentido de relajación y gozo. Cuenta un chiste, mira una comedia y ríe cuando el desastre te ataque. Te sentirás mejor con una sonrisa.
Haz planes: La preocupación no resuelve nada. No puede cambiar las situaciones ni los resultados. La única forma en la que ocurre el cambio, es a través de la acción. En lugar de preocuparte, toma el control actuando en busca de un cambio. ¿Preocupado por el dinero? Crea e implementa un presupuesto o busca consejo de un profesional de las finanzas. La productividad crea una atmósfera positiva de cambio que la preocupación no puede alcanzar y hace llevadera la ansiedad.
Busca ayuda:
Tener a alguien con quien conversar de tus preocupaciones, puede ayudarte a liberar ansiedad. Un buen consejero escuchará atentamente y te permitirá descubrir tus inquietudes. Juntos, pueden crear medios productivos para manejar el estrés, de tal manera que te puedas sanar, emocional y físicamente.

Regreso al contenido